Descripción

La característica más peculiar de la bentonita es su elevada capacidad de absorción de agua, su altísima plasticidad y su prácticamente imposible defloculación. Esto proviene de su extremada finura de partícula.

Es una arcilla muy pegajosa con un alto grado de encogimiento y tiene tendencia a fracturarse durante la cocción y el enfriado. Por ese motivo no conviene trabajarla sola o como materia predominante de una masa. Su gran plasticidad puede servir de gran ayuda a cuerpos del tipo porcelana, en un 2% a 3 % sustituye en esta a un 9 o 10 % de arcilla plástica evitando así el contenido que generalmente introducen en la pasta estas, mejorando la blancura.