Descripción

El óxido de titanio TiO2 se presenta en la naturaleza en varias formas, entre ellas rutilo (estructura tetragonal) y anatasa o anatase (estructura tetragonal). Ambos se utilizan como pigmentos, catalizadores y en la producción de materiales cerámicos.

El óxido de titanio tiene gran importancia como pigmento blanco por sus propiedades de dispersión, su estabilidad química y su no toxicidad.

La imagen corresponde al oxido de titanio rutilo aplicado como bajo cubierta sobre bizcocho cerámico, con capa de esmalte y sin esmalte transparente brillante.