Descripción

El óxido de zinc es un compuesto químico de color blanco, se le conoce como zinc blanco. Su fórmula es ZnO y es poco soluble en agua pero muy soluble en ácidos. Se le encuentra en estado natural en la cincita.

Se emplea en la formulación de esmaltes cerámicos como fundente de bajo coeficiente. Aumenta la elasticidad del esmalte y corrige el craquelado. En cantidades mayores el esmalte pasa a a ser demasiado refractario, pasando a tener una función de opacificante.

Aumenta la dureza y durabilidad del esmalte y su resistencia frente al ataque de las soluciones químicas.

Suaviza la textura mate en los mates de alúmina y bario.