Descripción

El carbonato de cobre es insoluble en el agua, alcoholes y en disolventes orgánicos. Se utiliza como pigmento en cerámica para producir esmaltes azul, rojo y verde (y a veces gris, rosa o negro). Es menos concentrado que el óxido de cobre.